Sintoniza con tus hijos

Una de las experiencias que marcan de manera más significativa la mente de nuestros hijos e hijas tiene que ver con la capacidad que tenemos los adultos para sintonizar con sus estados emocionales.

Patricia Megías García

Sintonizar: intr. Dicho de una persona: Coincidir en pensamiento o en sentimientos con otra.

La infancia es la etapa más importante de la vida; y cada vez hay más consciencia de cómo las primeras experiencias y vínculos nos dejan una huella que perdurará a lo largo de la vida. Una de las experiencias que marcan de manera más significativa la mente de nuestros hijos e hijas tiene que ver con la capacidad que tenemos los adultos para sintonizar con sus estados emocionales. Por ejemplo, reírnos junto a nuestra hija en un momento divertido, con miradas cómplices y el ambiente relajado. O entender el disgusto de mi hijo porque no lo han invitado a un cumpleaños y ayudarle a expresar su malestar. Estas experiencias compartidas cambian su manera de ser para siempre porque con la sintonización nuestros hijos se sienten vistos, sentidos; pueden experimentar que lo que sienten es importante y que si mamá comparte no solo sus impresiones sino su escucha y su tiempo conmigo, yo soy un ser valioso. En cierto sentido, sintonizar tiene mucho que ver con pasar tiempo de calidad y disfrute con nuestras criaturas, pasarlo bien en familia.


La capacidad que tenemos los padres para sintonizar con nuestros hijos está determinada también por nuestra propia crianza: cuánto tiempo de disfrute y momentos compartidos pasamos con nuestros propios padres, cómo era el ambiente familiar, etc. Aunque en el ser humano no hay nada totalmente determinado; por suerte, tenemos la capacidad de aprender y readaptarnos a los valores que queremos para nuestra propia familia.


Sintonizar es un regalo para las dos partes. Para nuestros hijos, les ayuda a conectar con sus propias emociones y a poder regularlas mejor. Para nosotros, nos ayuda a estar más cerca de su mundo, su lenguaje y sus vivencias. Además, sintonizarnos con ellos ayuda a que los límites, normas y reglas de casa caigan en un sitio más cuidado y con mayor armonía.


De esto y mucho más hablaremos en la Escuela de Familias de Loja, que está abierta el público con encuentros quincenales los lunes de 16:00 a 17:30 horas, en la sede de Servicios Sociales de nuestra ciudad.

Foto de Xavier Mouton Photographie en Unsplash

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email